domingo, 19 de febrero de 2012

El bolso que quería ser flor... o pavo real

Érase una vez un bolso que quería ser una flor: con tonos rosa, violeta... pero cuando estaba en pleno proceso de transformación, se dijo a sí mismo: "¿y si me convierto en un pavo real: con su cola deslumbrante para llamar la atención de todo el mundo?". Y como no se decidía, se quedó a medias: con una tapa que podría ser la mitad de una flor o la cola del pavo real.




No hay comentarios:

Publicar un comentario