lunes, 16 de enero de 2012

La metamorfosis de la mariposa

Las mariposas siempre me han gustado. Cuando me he hecho algo de ropa o bolsos, la he usado mucho como adorno y, ahora, no podía faltar entre mis complementos. Empecé haciéndola como broche y llavero, con formas redondeadas...más "gordita".


Luego pensé: "¿y por qué no en el pelo?". Así que hice diademas y trabas con ellas, cambiando algo la forma...quizás más estilizada. 

 
 




Y la evolución ha llevado a la mariposa a unirse al grupo de animales que quieren ir colgados de nuestro cuello: ha disminuido algo su tamaño y se ha posado en una cadena. Aunque, como en otros casos, es tanto colgante como broche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario